El jefe de la British Ministerio de Hacienda ha advertido sobre la crianza de los impuestos después de Brexit


Para estabilizar el sistema financiero en el reino unido después de que el país se retire de la UE sin aumentar los impuestos y recortes en el gasto del gobierno se producirá, dijo el ministro de hacienda, George Osborne.

“Tenemos que proporcionar una seguridad financiera, tenemos que demostrar al país y al mundo que el gobierno puede vivir dentro de sus medios”, explicó Osborn (citado por Reuters.)

A la pregunta de un periodista de si esto requerirá aumentar los impuestos y reducir los gastos del gobierno, el jefe de la British Ministerio de Hacienda respondió directamente: “Sí, absolutamente”.

En la víspera de la celebración del referéndum sobre la retirada de gran Bretaña de la UE se informó de que, según el Tesoro, el Tesoro del reino unido durante cuatro años después de Brexit se pierden alrededor de £30 millones, y el déficit se tiene que compensar por el aumento de los ingresos tributarios, los impuestos especiales sobre la gasolina y el alcohol y otros cargos. Otra fuente de déficit se llama la reducción de los gastos en el cuidado de la salud, la defensa, la educación, la policía y el transporte.

En mayo de 2016, el Tesoro Británico ha publicado un análisis de las posibles consecuencias de la decisión sobre Brexit. El documento destacó que después de la retirada de gran Bretaña de la UE puede ir a cualquiera de las “choque” o “muy de choque” de los escenarios. De acuerdo con la primera del PIB del país en dos años se redujo un 3,6%, la libra de caer a un 12% y el número de desempleados crecerá una media de un millón de personas. La aplicación del segundo escenario de amenaza de gran Bretaña PIB, una caída del 6%, el 15% de la devaluación de la libra y la subida del desempleo a 800 mil personas.

Después de la victoria en el referéndum partidarios de Brexit la libra esterlina cayó a su nivel más bajo desde 1985 $1,3121. Sin embargo, los encuestados a los PIES, los analistas no excluye la posibilidad de que en las próximas semanas, la libra podría caer a $1.1. Por lo barato que era 31 años desde 1985, cuando se cayó a $1,04.